ARROZ BLANCO

 INGREDIENTES:
Arroz
Ajos
Aceite
Agua
Sal
Limón
PREPARACIÓN:
En un caldero echamos un poco de aceite y unos dientes de ajos pelados y partidos (o enteros, como queráis). Dejamos que se frían un poco (a unos le gustan más cruditos, a otros más hechos). Cuando ya estén, agregamos el arroz blanco (1 ó 2 tazas), lo revolvemos hasta que los granos de impregnen con el aceite, seguidamente 2 tazas de agua  por cada medida de arroz (suele variar según cual sea la marca, hay que mirar las instrucciones en el paquete), la sal y un chorrito de limón para que se suelte. Lo dejamos que se cocine a fuego medio, procurando que no se queme. Cuando ya no tenga casi agua, lo sacamos del fuego, le ponemos un trapo encima, luego la tapa y dejamos que repose para que se vaya evaporando el agua que queda y se termine de cocinar el arroz.

Se puede hacer de varias formas, cada uno tiene su truco particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *